La dosis diaria de hechos innecesariamente necesarios.
2016-04-01
¿No te llama? Llámalo tú.  ¿No tiene dinero? Invita tú. 
¿No tiene ganas de salir? Anda a verlo en su casa.
¿Te enamora? Enamóralo tú tambien, ellos no tienen que hacerlo todo siempre.
loading...
La belleza del invierno