La dosis diaria de hechos innecesariamente necesarios.
2016-04-26

Estos gatitos bizcos son la muestra de que no tenemos que ser perfectos para que nos quieran. Como veréis, con sus imperfecciones son aún más dulces. Su problema se llama estrabismo y es una enfermedad más común de lo que imaginamos. Los ojos del animal que padece estrabismo no tienen la misma dirección o alineación y se desvían de la línea visual normal. Si vuestro gato ha heredado el estrabismo, su vista no debería verse afectada por él, pero si lo desarrolló en algún momento de su vida, por ejemplo a causa de un cáncer o de un inflamación nerviosa, se recomienda que lo llevéis al veterinario porque tras su bizco puede estar oculta alguna enfermedad grave. A continuación os dejamos las 15 fotos de unos gatitos bizcos. ¿A qué son muy tiernos?

(1/15)

15 felinos bizcos que demuestran que no hay que ser perfecto para ser querido
loading...
Cuando eres fea como un babuino, pero aún así haces lo que puedes para verte bien
Manhattan en 1609 y hoy