La dosis diaria de hechos innecesariamente necesarios.
2016-04-27

Arrastrada por una cuerda atada en su cuello, forzada a comer con unos ganchos metálicos puestos para mantenerle la boca abierta, empujada y golpeada, afeitada y conectada a electrodos, forzada a comer, inyectada, afeitada, conectada a electrodos, con unas sustancias irritantes en sus ojos y su piel, y un largo etcétera. Todo ese horror duró 10 horas. La que se sometió voluntariamente a esos experimentos fue Jacqueline Traide, una activista londinense de 24 años, que quería denunciar las pruebas cosméticas en animales. El horrible evento tuvo lugar en un escaparate de la tienda de cosmética Lush en Regent Street, en Londres.

(4/12)

Se ha sometido a los experimentos que hacen con animales para probar cosméticos
loading...