La dosis diaria de hechos innecesariamente necesarios.
2016-05-03

¿Has reflexionado alguna vez sobre cómo la publicidad engaña y manipula a nosotros, compradores? Los rellenos muy a menudo no existen, "liposomas" que hacen milagros con tu cutis, el tamaño es bastante más diminuto de lo que muestran en la caja y en general la impresión tuya al abrirla es la de WTF... Bueno, no eres el único que fue engañado por la publicidad. Aquí te mostramos unos ejemplos tremendos. A lo mejor te sentirás identificado con algunos.

Chocolate relleno (!) de arándanos (1/18)

Los ejemplos más descarados de la publicidad engañosa que jamás has visto
loading...
La seguridad es lo primero
Así se ve el pequeño buey almizclero
Pon un espejo en la escalera y observa cómo la gente se caga de miedo
La roca Snoopy, en Arizona, Estados Unidos