La dosis diaria de hechos innecesariamente necesarios.
2016-09-01
Cuidado a quién le entregas tu corazón, también le das el poder de destruirte
loading...
Así duermo todas las noches sabiendo que nadie me está engañando. Estoy soltero.
Por cosas como esta, aprendí a no confiar en nadie